Persianas Saltar al contenido

Toldos

Si estás buscando una forma eficaz y estética de cuidar tu hogar de las inclemencias del sol debes optar por un toldo. Son cubiertas confeccionadas en lona o tejidos resistentes que se pueden extender en diferentes lugares del hogar para crear sombra. Generalmente los toldos se ponen el cualquier lugar de los hogares en donde haya sol de manera continua como las terrazas, balcones o jardines ya que su función es proteger de los rayos de luz solar.

Descubre toda la información de los toldos

Los toldos son considerados entre los mecanismos de apantallamiento móvil más clásicos que existen y pueden ser móviles o fijos para exterior. Pueden tener diferentes diseños y con distintas características para todo tipo de gustos. En solopersianas.es podrás conseguir en diseños verticales, horizontales o proyectados y su función va más allá que dar sombra y prevenir el calor y radiación solar.

solopersianas tiene los mejores toldos del mercado

Hay modelos que gradúan la ventilación y que pueden proteger tu hogar de diferentes condiciones atmosféricas incluyendo las lluvias torrenciales. Si estás pensando en invertir en un toldo pero no sabes cuál elegir solo debes seguir leyendo. Aquí encontrarás toda la información para que elijas el toldo perfecto para instalar en tu hogar y disfrutar de tus días al aire libre con toda la protección que ofrecen.

Ventajas de los toldos de vivienda

Al instalar toldos podrás obtener sombra en un área del hogar donde antes no había protección contra el sol. Esto permite que varias zonas de la casa se conviertan en espacios útiles aunque se encuentren al aire libre. Podrás usar esta sombra para hacer más provechosos los patios que se convertirán en el lugar ideal para reuniones incluso si el sol se muestra inclemente.

Gracias a las tecnologías avanzadas actuales existen modelos de toldos retráctiles y motorizados. Son la opción perfecta para instalar en una ventana ya que bloquearán el sol directo sin perder la vista hacia el exterior. Para los días más nublados o las horas donde el sol ya no se encuentra tan fuerte se pueden retraer de forma automática y así permitir mayor paso de luz al interior de tu hogar.

Los rayos del sol pueden dañar de forma permanente muchos muebles, marcos de ventanas, tapicería en general y cortinas, incluso puede dejar su huella en diferentes tipos de suelo. Para evitar malos ratos con los rayos UV lo mejor es instalar un toldo que evite la entrada directa de la luz solar. De esta forma alargarás la vida útil de tu mobiliario interior o exterior de manera sencilla para que todo dure mucho tiempo en buenas condiciones.

Una de sus ventajas más apreciadas es su habilidad de proporcionar una sombra para enfriar de manera natural el hogar. Permite que los electrodomésticos destinados al enfriamiento del hogar como los aires acondicionados o ventiladores se puedan usar por menor tiempo. Esta acción permite ahorrar hasta 25% de electricidad de manera diaria, solo hay que mantener el toldo extendido sobre las entradas de luz solar directas.

Diferentes tipos de toldos

Existen diferentes toldos que puedes instalar en tu hogar, todos con sus ventajas y desventajas. Conócelos y elije el que mejor se adecúe a tus necesidades para que tu inversión resulte la mejor sin importar el pasar del tiempo.

Toldos estacionarios o fijos

Este modelo de toldo se encuentra con un marco soldado que se instala y queda de manera permanente en la pared. Como su nombre indica estos toldos se quedan fijos en un solo lugar así que se convertirán en un elemento permanente para el hogar. Su mayor ventaja es su resistencia y durabilidad, perfectos para proteger contra todo tipo de clima, son ideales para poner sobre puertas y ventanas.

Toldos retráctiles

Se encuentran adheridos a la pared de la vivienda pero su lona o tela resistente se puede abrir o apartar hacia atrás. Pueden funcionar de manera manual o de forma motorizada, dependiendo del tipo de toldo retráctil que elijas estas pueden ser diferentes. Se encuentran toldos con cofre que la tela se enrolla por medio de una manivela o con semi cofre, un sistema que recoge la tela pero deja afuera el faldón y los brazos. Los toldos con cofre tienen un mecanismo que cubre por completo los brazos, la tela y cierra de forma hermética. Por último el sistema Monobloc se encuentra principalmente en toldos de dimensiones mayores, tiene más refuerzos y pueden soportar todo tipo de climas y su sistema retráctil puede ser como el toldo son cofre o con cofre. Todos estos toldos retráctiles destacan por su poco mantenimiento y su facilidad de guardar durante el mal tiempo.

Tipos de tejidos para toldo

Así como existen diferentes modelos de toldo, en solopersianas.es podrás conseguir diferentes tejidos con los que se confeccionan. Actualmente los tejidos son solo de dos tipos diferentes, poliéster y algodón pero con diferentes tratamientos que se adecúan a todo tipo de climas. Las telas de poliéster son confeccionadas para resistir a la intemperie y pueden bloquear los rayos UV sin bloquear por completo la luz solar. Es una tela respirable que se puede limpiar.

Los toldos de algodón son fuertes y duraderos, resistentes al agua y pueden ser lavadas a máquina. Si el toldo de poliéster se encuentra recubierto con vinilo o laminado se convierte en un toldo más resistente al agua pero es propenso a la decoloración con el paso del tiempo. Si el toldo de algodón cuenta con recubrimiento de acrílico el color que tiene será más duradero pero ya no resulta tan resistente al agua. La protección solar que ofrecen depende del tipo de tratamiento contra rayos UV que se le haya dado al toldo. Hay opciones que detienen hasta el 95% de los rayos UVA y UVB, suelen ser de textura micro perforada que facilita la entrada y salida del aire caliente y bloquea el calor. Otros cuentan con textura trenzada que lo convierte en una tela más transpirable y con mayor visibilidad al exterior. Algunos tipos solo repelen los rayos UV y tienen un excelente acabado estético.